WHITE RABBIT – THE THINKING ROOM – Barcelona – Visitado el 26.01.2017

Experiencia número 22

Contactohttp://www.whiterabbit.cat/the-thinking-room-escape

Jugadores: de 1 a 2

Tiempo máximo: 60′

Valoración media de ambos: **En este caso no consideramos significativa la valoración media, puesto que se trata de un juego muy concreto, distinto al grueso de Scape Room del territorio español.**

  • Historia: 0
  • Ambientación: 0
  • Enigmas: 7
  • Instalaciones: 5
  • Introducción: 0
  • Desenlace: 0
  • Fluidez: 3
  • Pistas: 0
  • Game Master: 6,6

Nivel de dificultad: 9

Nuestra opinión:

Hemos decidido hacer dos valoraciones con este juego; valorarlo como un Scape Room (al fin y al cabo así está catalogado) y como algo distinto, puesto que carece de muchas de las características que, bajo nuestro unto de vista, hacen de un juego un verdadero juego de escape.

La introducción, el desenlace y la ambientación, son elementos absolutamente asépticos. Ello junto con la ausencia de un sistema de pistas, hacen de este juego una experiencia que se nos antoja difícil de valorar como Scape Room. Además, carece totalmente de historia.

Los enigmas son buenos, pero no esperéis encontrar una gran cantidad de ellos. Su característica más reseñable es la dificultad de los mismos.

Las instalaciones, aunque escasas, son funcionales.

La fluidez está totalmente condicionada por una linealidad prácticamente absoluta. En una sala donde la ausencia de objetos es prácticamente total, os podéis encontrar enfrascados en un enigma del que nadie os va a ayudar a salir y allí, como no hay nada más por hacer, se terminó vuestro juego.

En cuanto a la Game Master, fue amable y simpática y se mostró realmente agradable cuando expresamos nuestras críticas y desagrados. Salimos de la sala muy frustrados y con mal sabor de boca, porque nos encallamos en el minuto 20 ó 25 y no conseguimos avanzar.

A mejorar:

Como juego de escape: Pues a excepción de los enigmas y la Game Master, mejoraríamos todo lo demás. Sería necesario que existiera una historia, así como una trama clara y emocionante, con una decoración acorde con ello, una dispersión y desvinculación de los enigmas, un sistema (aunque fuera mínimo) de pistas que permitiera desencallar a aquellos jugadores que lo necesiten y, evidentemente, una buena introducción y un buen desenlace integrados en la historia.

Como otro tipo de experiencia: Menos linealidad en los enigmas o, al menos, para aquellos que se encuentren estancados, una mínima opción de ayuda.

Conclusión:

Como juego de escape: No es un juego que recomendemos, salvo a aquellas personas que tengan claro a lo que se enfrentan (una sala minimalista, lineal y con enigmas de nivel muy elevado, sin posibilidad de una mínima ayuda, por lo que si te bloqueas en el minuto 15, te quedan 45 minutos de soledad, aburrimiento y frustración). Lo cierto es que carece de la mayoría de los elementos que nosotros consideramos imprescindibles en un Scape Room y que, para entendernos, creemos que diferencian un Scape Room de un Sudoku “en vivo”.

Como otro tipo de experiencia: Es un juego de lógica con enigmas de nivel. Supone un reto del que, si no tienes la mente lúcida y despierta, no podrás salir.

Esperamos que nos contéis vuestra experiencia respondiendo a este post, siempre sin hacer SPOILER. Cualquier mensaje que desvele aspectos que consideramos que deben permanecer secretos sobre el interior de la sala, será eliminado.

SI te parece útil... ¡Compártelo!Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *